La invasión española: Rosalía

La octava versión celebrada en territorio nacional del festival Lollapalloza, desembarca en Parque O´Higgins junto a lo mejor de la música pop y alternativa contemporánea.

Si bien solía ser un evento de guitarras en el que primaban las bandas de rock, el espacio que, desde sus inicios, ofrece a expresiones diversas, permitió la expansión de otros géneros que hoy por hoy son mayoría en la lista oficial de bandas invitadas. Uno de estos es el trap, que este año tiene a dos representantes de España a los que dedicaremos esta y la siguiente entrada en Jebimag.

Rosalía es una joven cantante catalana de música fusión urbana. En sus trabajos prima la influencia flamenca y también los ritmos propios del trap. Su primer disco, “Los Ángeles”, le valió una nominación a los premios Grammy, pero fue su reciente material, “El mal querer”, el que le concedió dos de aquellos trofeos. Se trata de un disco anómalo y sorprendentemente arriesgado en el que, tanto las letras como el palmoteo incesante y los alaridos de cantaores´, situan la escucha en el territorio flamenco. De hecho, el concepto del álbum, fue tomado de una novela anónima titulada “Flamenca” que fue escrita en el siglo XII y da cuenta del infortunio de un esposo celoso cuya mujer encuentra un amante.

En canciones como “Que no salga la luna”, parecieran oirse palabras de García Lorca tomadas de “Bodas de Sangre”: el misterio y los trágicos augurios amenazan el amor que, en otras canciones, parece ser expurgado a punta de taconeos y “olés”. El trap sirve de plataforma rítmica y estética para este “Mal querer” que además ha sido contado en capítulos, puesto que los videoclips funcionan como pedazos de un largometraje.

La producción audiovisual es despampanante y logra enfatizar el interés de Rosalía por poner en valor el folklor nacional o lo que comúnmente se asocia a la cultura española. Desde el toreo, pasando por las pinturas de Goya y la iconografía religiosa, todo se hace presente pero en clave contemporánea: el toro es una moto, la maja es Rosalía, la cruz sirve de obstáculo en un skatepark, etc…

Rosalía confunde en su baile los pasos gitanos de manos trenzadas y estiramientos extremos, con el desplante maquinal y tieso de un grupo que salta al ritmo del trap. Fusión es lo que mueve a esta artista, fusión de épocas, disciplinas y estilos. “Mal querer” es un proyecto tan denso que, se entiende que haya sido el proyecto de carrera con el que la artista de 25 años completó su título en la escuela superior de música de Cataluña. Esperamos oir más de esta cantante, cuya obra ya parece inagotable por lo rica y que recién comienza a ser presentada en escenarios internacionales y latinoamericanos. Contamos los días para verla en vivo el próximo domingo 31 de Marzo ¿y tú, ya tienes tu entrada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s