La protesta de oro

Bajo el eslogan “dare to shine” (atrévete a brillar), la octava edición del mundial de fútbol femenino pretende fomentar una competencia de alto nivel. Sin embargo, la delantera noruega Ada Hegerberg, considerada la mejor jugadora de fútbol tras convertirse en la primera mujer en recibir un Balón De Oro (2018), brilla por su ausencia.

Tras una mala campaña con la selección noruega en la Eurocopa de Holanda (2017), Hegerberg abandonó la selección por motivos valóricos. En entrevista con CNN declaró que las reformas en los planes que dirigen los objetivos para la selección femenina no eran consideradas seriamente, señalando además que era injusto que se pagara de manera distinta a la selección masculina.

Su retiro en protesta señala que no basta con entregar los mismos galardones a hombres y mujeres, ocupar los grandes estadios ni conceder una mayor cobertura medial al evento deportivo. Aquello solamente sirve para tapar superficialmente una estructura productiva que favorece la carrera de los hombres.

La razón de por qué las expectativas del “sueño del pibe”, por ahora, no tienen nada que ver con las de la piba es administrativa y urge a cada federación nacional, aunque también hay una ceguera cultural que permite que el entretenimiento asociado a estos eventos le quite el peso al problema. No falta talento sino igualdad de oportunidades ya que las becas deportivas, la infraestructura de punta, los sueldos de millonarios, el reconocimiento popular y a nivel de mercado, son todos beneficios exclusivamente reservados a los futbolistas varones. 

“Dare to shine” más que un eslogan parece un insulto. Las mujeres se atreven a brillar solamente que las condiciones están dadas para que les cueste diez veces más, teniendo que sacrificar hasta su participación de los eventos oficiales para sonar la alarma.

En palabras de Hegerberg “no todo es dinero”. Lamentablemente mientras la noticia de una mujer corriendo en la final de Champions League para publicitar un sitio pornográfico siga siendo más comentada que la protesta de la noruega, los cambios estructurales que fomentan la desigualdad de género serán perpetuados. Corramos la voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s