Del streetwear al techwear

Colecciones actuales de marcas como Supreme y Off White enseñan elementos técnicos en atuendos que, dentro del contexto urbano, no necesariamente cumplen la función para la que fueron diseñados. Aquí se cuentan los broches industriales, colores fosforescentes, telas incombustibles, mosquetones, bolsillos impermeables, bandas reflectantes, chaquetas de pescador, camuflajes y amarres propios de un arnés de paracaidista. ¿Por qué?

En 1908 el arquitecto austriaco Adolf Loos publicó “Ornamento y delito”, un libro en contra del ornamento u adorno en el diseño. El argumento: desapegarse de los símbolos pasados que manifiestan una degeneración estética y moral para ofrecer una pureza racional de las formas, que responde a requerimientos utilitarios y es signo de fuerza espiritual.

Desde entonces, no solo la arquitectura le quitó los “adornos” a sus creaciones, también lo hicieron pintores, mecánicos, ingenieros, diseñadores y vestuaristas que sintonizaron con aquella escuela.  

Hoy, el curso de aquel movimiento moderno ha alcanzado el segmento del streetwear, un grupo caracterizado por su vinculación a la música urbana, la cultura del skate y el grafiti. Con la incorporación de fibras y telas especiales con tecnologías transpirables, protección UV y a prueba de temperaturas bajo cero, se completó una primera etapa de esta relación con el techwear o “vestimenta técnica”. Sin embargo, una segunda etapa ya no solamente incluye estas tecnologías para hacer la prenda más “técnicamente” preparada, sino que revierte la declaración de Loos al convertir lo propio de la creación utilitaria en ornamento de la vestimenta streetwear: Lo funcional es el nuevo adorno porque aporta a la vestimenta una sensación futurista, calculada, matemática, maquinal, que escenas como la del trap han integrado en videoclips y fotografías.

La tendencia ha decantado en un estilo donde prima la ausencia de color, se exhiben mùltiples capas de ropa y hay ciertos guiños a la caracterización de un ninja. Ahora que el streetwear asume su nueva vocación de techwear, progresivamente, los escaparates de marcas urbanas se irán presentando como una mezcla de tienda de alta montaña, almacén de suministros industriales, tienda de cacería, club de buceo, y un largo etcétera de adornos aparentemente funcionales que prestan su estética a la calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: