Categorías
Arte

Plata no es, oro tampoco ¿qué es?

JEBIMAG 25
Averigua porqué comer arte contribuye a hacer una vida saludable.

Un plátano pegado con cinta adhesiva a uno de los muros de la galería del Art Basel 2019 Miami fue vendido a un coleccionista francés por 120.000 dólares. Espera, ¿Qué?

La obra, llamada “comedian”, es del artista italiano Maurizio Cattelan. Días más tarde, la valiosa pieza sería devorada por David Datuna, artista estadounidense que se grabó a sí mismo en el acto, a modo de “acción de arte”, es decir, generando una segunda obra.

Las exuberantes cifras que giran en torno a “Comedian”, además de su economía formal, han causado una polémica que se volvió viral, provocando incluso que empresas como Burger King hayan reaccionado con hilarantes campañas publicitarias.

¿Esto es arte?

Vayamos al grano. Cattelan representa a una generación de artistas que ha reinterpretado las enseñanzas que dejaron a su paso las vanguardias artísticas de comienzos del siglo XX. De hecho, su obra más famosa es un retrete de oro (que funciona) y está instalado en el Guggenheim de Nueva York.

¿Les suena esto de los retretes? Pues sí, se trata de una cita al urinario que presentó Marcel Duchamp en 1917 en la exposición de la Asociación de Artistas Indepentientes (EE.UU). Duchamp demostró con un texto formidable, publicado días después que su obra causara indignación entre la comunidad, que las fronteras del arte dependían del “gesto del artista” y del “espacio del arte”. Es decir, una obra es arte siempre y cuando haya alguien que se haga llamar artista y decida que lo que ha colocado dentro de un espacio de arte “es arte”. Así de simple.

Gestos como el de Cattelan, o el de su ídolo Duchamp, demuestran lo frágil que son las convenciones sociales que avalan, de acuerdo a una tradición y un mercado, lo que se considera obra de arte y que no siempre están arraigadas en la opinión general.

“Comedian” repite el gesto de Duchamp de manera lúdica y desafiante. Por lo mismo, no aporta una nueva crítica a las definiciones sobre lo que es o no arte. Sin ser una obra novedosa  demuestra, sin embargo, que aún hay muchas miradas que “tropiezan” con los plátanos dispuestos por algunos payasos geniales al interior de inmaculadas galerías del arte oficial; porque si hubiera acontecido en un espacio de arte menos relevante, probablemente habría pasado desapercibido.

En cuanto al vídeo de Datuna, podríamos decir que fue una obra porque este así lo manifestó y además ocurrió en el mismo contexto oficial. Por lo demás, se trata de una persona que también tiene una trayectoria por lo que el “reconocimiento” legitima su “gesto del artista”, con más fuerza que el de otros colegas anónimos. ¿Habrá estado bueno el plátano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s