Categorías
(Des)actualidad Música

"Lo- fi", el sonido de otra humanidad

JEBIMAG 28
¿Cómo es que la precariedad se convirtió en un valor y pasó a definir un estilo?

Lo- fi viene de “Low fidelity” y se refiere a la mala calidad del sonido capturado por equipos de grabación baratos.

Entonces ¿siempre que haya un músico con poca plata, el “lo- fi” podrá rescatarlo? Eso no es tan cierto ya que, desde los ochenta, grabar se ha vuelto cada día más barato y hoy se pueden lograr sonidos muy “hi-fi” desde la casa.

En el 2020, el lo- fi se trata más bien de una opción estética por conseguir sonidos que evoquen tiempos pasados (y aquí caben todos los estilos musicales): Guitarras delgadas ligeramente fuera de tono, sintetizadores usados con teclas rotas, amplificadores rescatados de un basural, equipos de grabación antiguos y mucha música en vinilo y casete, que ingresa en los dj-mix con millones de reproducciones de YouTube.

Famoso es el caso de la lista de 24hrs. de duración que, tras ser bajada de la plataforma, generó una polémica que obligó a YouTube a volver a cargarla. ¿Por qué hoy, cuando el desarrollo tecnológico solamente parece empujar los límites del hi-fi, demandamos lo-fi?

Probablemente porque la mejor definición en las tecnologías (visuales, sonoras, digitales, etc.) ha llegado a un punto en que vemos como sus proyecciones sin error, tampoco tienen carácter. Por algo han regresado los vinilos, la fotografía analógica; por algo no ha desaparecido el cine en blanco y negro. La realidad virtual puede ser abrumadora y por ello demandamos un cable a tierra, a la experiencia cruda, honesta, de ciertos registros que destacan por sus perfectas imperfecciones.

Las portadas de las listas lo- fi con más reproducciones, muestran personajes en un mundo hipertecnológico, pero escuchando sonidos “vintage”; esa es la paradoja del estilo: sonidos de ayer para aliviar la vida de hoy.

Los amantes del lo-fi han emprendido un viaje sonoro a épocas pasadas. Es una música que celebra tiempos dorados trayendo su color al presente, que nos entristece y también nos consuela con su búsqueda instrumental de lejanías, del sonido de otras humanidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s